Inicio
»
Hemeroteca
»
Sobre la Seguridad
»
Artículo
Una visión social para la seguridad

La seguridad es el atributo de una vida sin temores, de la misma manera que el bienestar es el objetivo de una vida sin necesidades.

No hay ninguna duda de que la seguridad es hoy día una demanda social de primer nivel. El tema está presente en toda conversación y en toda noticia en cualquier medio de comunicación. Lo malo es que en la gran mayoría de los casos la opinión pública manifiesta un fuerte sentido de insatisfacción social en la materia. La inseguridad es, ante la comunidad, probablemente el mayor problema social.

La seguridad se manifiesta como una alta prioridad social, sólo superada por la cobertura de las necesidades de subsistencia, esto es comer, vestir y un lugar para vivir. Sin embargo, a diferencia de los satisfactores para las necesidades de subsistencia, que son concretos y tangibles, ya que es muy claro si se tiene o no comida, ropa y vivienda, la satisfacción de las necesidades de seguridad es un intangible: la certeza, que es una cuestión de percepción personal.

Si bien el objetivo de la seguridad es muy concreto, proteger y salvaguardar la vida e integridad de las personas y sus propiedades, su logro no es suficiente para establecer una percepción social de satisfacción. Para establecer una percepción de satisfacción social en el ámbito de seguridad, las personas no solo deben estar seguras, sino que deben sentirse seguras. Y esto es una cuestión de valoración subjetiva, que representa el primer reto para quienes se dedican a los servicios de seguridad: responder a las expectativas individuales y colectivas de la comunidad.

Cada cabeza es un mundo, dice el refrán, y esto es radicalmente aplicable a la seguridad. Un mismo esfuerzo o logro en esta materia, será visto, valorado y percibido de diferente manera por cada persona. La razón de ello, es que la inseguridad representa alguna forma de amenaza, que causa incertidumbre y miedo. Pero los temores y miedos se derivan de las características particulares de la personalidad de cada individuo, de tal suerte que la valoración dependerá de la medida en que el individuo sienta que sus temores y miedos se reducen.

Además de esta condición, existen otros aspectos naturales que dificultan lograr la satisfacción social en materia de seguridad. El primero, es la incertidumbre que se deriva del éxito en este ámbito, cuando NO ocurren los eventos indeseados, pues como no pasa nada, no se tiene la certeza de si ello es por la efectividad de las previsiones de seguridad, o bien porque en realidad no había tales riesgos. El segundo, es la tendencia de la gente común a desentenderse del tema, no es mi problema, es de la policía.

La seguridad es un asunto que involucra a TODOS los miembros de una comunidad, ya que requiere de una colaboración estrecha para cerrar los espacios de oportunidad a cualquier amenaza para la comunidad. Y esta colaboración sólo puede construirse con una visión común y mutuo entendimiento, tanto de las necesidades y expectativas ciudadanas, como de las capacidades, posibilidades y perspectivas de logro por parte de los responsables de servir en este ámbito.

Corporación Euro Americana de Seguridad México, 2013 © Todos los Derechos Reservados