Aproximacion a la inteligencia empresarial, sus componentes y usos
Publicado en el Boletin Informativo de CEAS Mexico, A&o III, Numero 2

Autor. Dr. Arturo Davila Mera, Director Academico de CEAS internacional

La necesidad de la información, es básica en todas las actividades del ser humano y si bien, la inteligencia ha tenido mayor énfasis y se adoptó como un proceso propio, metódico y necesario, dentro del mundo militar, pronto se extrapoló y aplicó a otras actividades de la sociedad, enfocadas mucho más allá del fenómeno social llamado guerra.

Dentro del mundo corporativo, la inteligencia empresarial se constituye en una herramienta que facilita la toma oportuna y acertada de decisiones, así como la orientación estratégica de la organización para alcanzar su misión, mediante el adecuado tratamiento, reunión y compilación de datos de la información relevante existente sobre las actividades propias de la empresa y sobre el ambiente externo; y su correspondiente análisis que describe o prevé hechos y procesos, de mercado, sociales y tecnológicos, y presenta sus respectivas tendencias para configurar escenarios.

Las empresas desempeñan sus actividades dentro de un entorno social, económico y político propio del país en el que laboran y del conjunto de las relaciones internacionales existentes; dependiendo además del desarrollo tecnológico. Este es el ambiente o circuito externo del entorno de información de las empresas; más cerca se encuentran los clientes, los proveedores, las empresas de la competencia, las entidades regulatorias, los distribuidores y las fuentes de financiamiento.

La empresa necesita información sobre todos estos elementos para poder relacionarse con ellos. Con ellos, la empresa incorpora o desecha una tecnología, se prepara para enfrentar cambios en la legislación, realiza inversiones en mercados nuevos, incorpora, mejora o desecha una línea de productos o servicios y toma otras decisiones similares, de valor táctico o estratégico; sin embargo, se debe enfatizar en que este acceso a la información no es pasivo, requiere de una actividad creativa que aborde desde diferentes enfoques el procesamiento de la información obtenida que es de valor para la empresa.

La vertiginosidad propia de la globalización con que los cambios se suscitan en lo político y económico en el mundo, hace indispensable que las organizaciones empresariales y corporativas basen sus decisiones en un adecuado proceso decisional basado en la inteligencia empresarial y no solamente en el instinto y prestigio alcanzados; por ello la inteligencia empresarialrequiere de las ciencias de la información en cuanto a métodos, sistemas y servicios; y de la informática, en cuanto a sus herramientas. A su vez, las ciencias gerenciales se apoyan en la inteligencia empresarial.

Esta actividad se basa en la obtención de información de forma ética y legal, y mayormente de fuentes públicas. Se la conoce también como inteligencia corporativa, inteligencia organizacional, o inteligencia económica. Como parte de la inteligencia empresarial se encuentra a la inteligencia competitiva que abarca exclusivamente a los competidores; el ambiente en que desarrollan sus actividades, sus capacidades, posibilidades e intenciones así como sus debilidades y vulnerabilidades

Si bien la inteligencia empresarial requiere de la informática y de las ciencias de la información, no es un sistema automatizado de información; es un sistema de trabajo, un método, que funciona aún mejor usando los sistemas automatizados de información. Requiere que previamente se haya organizado la gestión de información de la entidad, para obtener una base de datos útil y confiable.

Esta base de datos, es de carácter vital ya que sin ella, las empresas no pueden conocer el desarrollo de otros negocios, el avance de las tecnologías y demás cuestiones necesarias; en este esfuerzo ayuda grandemente la internet, que facilita, agiliza y simplifica la tarea. Pero las empresas necesitan también de información que no necesariamente se obtiene de este modo, como las características del mercado laboral local, los proveedores nacionales y la tendencia de las decisiones del gobierno de turno, entre otros.

Entre los productos típicos de inteligencia empresarial encontramos: capacidad de producción de los competidores, fuentes de nuevas tecnologías, planes de desarrollo de nuevos productos, carpeta de patentes, inteligencia para planeación estratégica, identificación de vacíos en Innovación + Desarrollo y tecnología, evaluación de requerimientos tecnológicos para nuevos productos o procesos, identificación de nuevos negocios, identificación de oportunidades comerciales o tecnológicas, perfiles descriptivos de compañía, producto, o personalidad de la alta gerencia; evaluación de tendencias, Identificación de potencial oculto en los competidores, evaluación de negociaciones y otros, según lo requiera la empresa y sea capaz de lograrlos mediante el análisis de información obtenida éticamente.

Finalmente, debemos aceptar el hecho de que la inteligencia empresarial Influye y contribuye al Perfeccionamiento Empresarial, ya que practicamente no se puede ser competitivos sin conocer lo que ocurre alrededor de la empresa y vincularlo con la situación interna.
Una muestra de la actividad de inteligencia empresarial puede referirse a la situación actual de la moda en Paris, donde ha quedado en evidencia que, a pesar de la tendencia reñida con la visión occidental de la mujer, empieza a comercializarse ropa de tipo islámica.

El diario El Comercio de Quito, Ecuador, en su edición del 30 de marzo de 2016, indica que Inicialmente la marca Dolce & Gabana decidió incurrir en este nicho de mercado musulmán que bordea los 260.000 millones de dólares al año, luego de analizar el mercado, las características del competidor y demás componentes de inteligencia empresarial, con una colección que abundaba en velos y túnicas; posteriormente le siguió el gigante sueco de difusión masiva H&M; también en el rubro de ropa accesible a todos los bolsillos, la marca japonesa Uniqlo anunció este mes (marzo) que comenzará a vender en breve modelos con velo en sus tiendas de Londres, donde la muy británica Marks & Spencer lanzó en sus páginas de venta online el burkini, que este verano cubrirá casi íntegramente el cuerpo femenino en las playas: sólo quedarán al desnudo rostro, manos y pies.

Zara, Mango, Oscar de la Renta y Tommy Hilfiger ya habían hecho coincidir oportunamente el año pasado modelos recatados con el mes de Ramadán. Sin embargo, mientras que la industria del sector anticipa que la iFashion (moda islámica) alcanzará USD 500 000 millones en 2019, en París comienzan a elevarse voces contra la tendencia.

Corporación Euro Americana de Seguridad México, 2013 © Todos los Derechos Reservados