Importancia del enfoque transdisciplinario en la Seguridad Interna para la operacion de Areas Estrategicas
Publicado en el Boletin Informativo de CEAS Mexico, A&o III, Numero 4

Autor. Dr. Arturo Davila Mera, Director Academico de CEAS internacional

En el Ecuador, el pasado miércoles 14 de diciembre de 2016, un enfrentamiento entre militares y policías con miembros de la comunidad shuar dejó un policía muerto y 28 uniformados heridos. Entre los comuneros también habría heridos.

Rodrigo López, gobernador de Morona Santiago, confirmó la detención de las personas, entre los que figuran shuar, mestizos y dirigentes parroquiales. Según él, se realizaron allanamientos de viviendas en Panantza y la ciudad de San Juan Bosco, donde se encontraron armas de fuego.

En tanto, el ministro del Interior, Diego Fuentes, recalcó que las Fuerzas Armadas y la Policía Nacional actúan respetando las garantías de la población y desmintió que hayan realizado intervenciones violentas, como se ha estado sosteniendo en las redes sociales. Desmentimos cualquier aseveración e información de intervenciones violentas por parte de la fuerza pública, escribió en su cuenta de Twitter.

Además, insistió en que los uniformados permanecerán en el lugar durante el tiempo que dure el estado de excepción decretado por el presidente Rafael Correa, y que se logre la captura de todos quienes participaron de los actos de violencia que se dieron entre semana.

A través de la cuenta de Twitter del Ministerio del Interior difunde un anuncio de un plan de recompensa de hasta 50.000 dólares para quien entregue información sobre los participantes en las acciones de protesta, donde fue atacado el policía.

Al caer la tarde, el ministro Fuentes, acompañado de un comandante policial y otro militar, reveló detalles del operativo de detención de los seis presuntos responsables de la muerte del uniformado y de los 28 heridos. Aseguró que en el operativo actuaron fiscales y que entre las evidencias decomisadas están trece armas, pólvora y municiones de distinto calibre. Los detenidos, dijo, fueron puestos a órdenes de las autoridades competentes e incluso mostró fotos de los aprehendidos con los rostros cubiertos con un velo

Esta confrontación se produce en el territorio en el que se encuentra asignado el proceso de explotación minera de cobre más grande del país, dentro de éste territorio, 92,7 hectáreas ancestralmente fueron asentamiento indígena del pueblo Shuar, sin embargo no fueron considerados sus representantes durante el proceso de asignación de dicha concesión minera a la empresa China EXSA.

Algunas familias han abandonado el pueblo pero aún hay presencia de mujeres embarazadas, bebes y niños. Es todavía un lugar donde mestizos realizan sus actividades agrícolas y son ellos también muy afectados por la extrema militarización de la zona. Cabe resaltar que muchos mestizos, tanto en San Carlos de Limón como en Panantza y otras áreas cercanas apoyan la decisión de los Shuar de resistir y rescatar su territorio de la ilegitima presencia de la empresa minera transnacional y la consecuente militarización.

Otra comunidad afectada es el Centro Shuar Tsuntsuim, donde se reportan 2 niños perdidos a causa del miedo que provocan los helicópteros que diariamente patrullan muy de cerca. Según rumores, uno de los niños ya apareció pero el otro continúa perdido. Todos los habitantes rechazan el proyecto minero y demandan el retiro de la fuerza pública y de la empresa China.

La defensa del territorio ancestral está respaldada por todas las organizaciones Shuar, Pueblo Shuar Arutam y FICSH (Federación Interprovincial de Centros Shuar), y por organizaciones indígenas regionales y a nivel nacional, CONAIE y CONFENIAE (legítima, con su presidente elegido por los pueblos indígenas de la Amazonía, no por el gobierno).

En la constitución se define a la República del Ecuador como un Estado descentralizado y plurinacional. A pesar de lo cual, ni siquiera se ha realizado una consulta previa e informada, y las decisiones del Gobierno Central sobrepasan cualquier desacuerdo a nivel de prefecturas, municipios y organizaciones indígenas que representan la voluntad de una gran mayoría. (Diario el comercio 15 de diciembre 2016)

Ante esto nos preguntamos ¿qué tiene que ver la Transdisciplinariedad en esta situación? Es importante recordar para los fines de este artículo cómo se vinculan los diferentes actores en este proceso.

Dentro de la transdisciplinariedad cooperan la sociedad y el mundo académico. Diferentes sistemas epistemológicos, diferentes formas de conocimiento, el conocimiento estructurado de las ciencias y el conocimiento de la sociedad. Diferentes formas de conocer el mundo colaboran; la Transdisciplinariedad tiene por objeto conocer mejor un tema complejo o mal definido. Temas complejos que no pueden ser abordados únicamente por una disciplina, como el cambio climático, implican una colaboración genuina entre ciencia y sociedad y tienen características específicas:

  1. Definir juntos el problema, con la participación de los diferentes grupos cooperando en un ambiente transdisciplinario para definirlo adecuadamente y encontrar una solución consensuada.
  2. Definición conjunta de las metodologías a usar, definir en forma conjunta la representación del problema y definir en forma conjunta los pasos a seguir para llegar juntos a una solución o a una implementación de diferentes soluciones o respuestas, colaborando los actores en condiciones de equidad y de igualdad, al mismo nivel.


En un proyecto transdiscipinario existe un colider de la ciencia y un colider de la sociedad cooperando al mismo nivel de poder y control y se les asigna el mismo nivel epistémico, definiendo juntos como se emplean los recursos y los tiempos (reglas concretas y actores legitimados para tomar decisiones). En un proceso de negociación transdisciplinario, los resultados están más sujetos a lo que los diferentes actores desean obtener de ese proceso. Esto puede tener muchas funciones de utilidad para la sociedad por ejemplo encontrar soluciones a problemas complejos, legitimar procesos. En el caso de buscar una transición económica sostenible como es del caso de la posible segunda mina de cobre más grande del mundo, se debería pensar en actores del sector económico y minero del país, sector empresarial, sector de políticas públicas, personal del ministerio de energía y minas, representantes de la sociedad civil que se podrían afectar en los predios, en este caso el pueblo Shuar y la academia, como proveedor de información científica objetiva y concreta sobre el tema; todos cooperando para entender mejor el problema y obtener una solución. Al no haber sido considerada esta población, se producen roces muy serios y situaciones conflictivas que afectan a la seguridad interna del país, a las áreas estratégicas del Estado y a la población y sus recursos, y claro, también al normal desarrollo de éste proyecto minero que generaría ingentes recursos económicos al país.

Corporación Euro Americana de Seguridad México, 2013 © Todos los Derechos Reservados