Implementacion del protocolo para Personas con Limitaciones de Movilidad y Personas con Discapacidad en Las Alitas

Me es grato saludarlos y aprovechar para compartirles nuestra experiencia en lo referente al tema del PLM, esto de manera directa, ya que tuvimos la fortuna de implementarlo en nuestras Unidades de Negocio en Las Alitas , contando con la participación y entusiasmo de todos nuestros colaboradores…ya que de alguna manera, todos tenemos un familiar, un amigo o conocido con este tipo de limitación de movimiento.

Es importante mencionar que en los cursos de capacitación, impartidos en nuestras sucursales, se incluyo la identificación, y atención, a personas con esta limitación, por lo que nuestros colaboradores conocieron, aprendieron y aplicaron dichas técnicas, con la confianza de saber cómo atender y trasladar este tipo de personas, en escenarios críticos, hasta para una persona que no tiene esta situación limitativa.

Por otra parte les comento que este tipo de información y técnicas, nos ayudan a reducir de manera importante, el porcentaje de riesgo exponencial en una emergencia, ya que al conocer nuestra vulnerabilidad, en esta clase de escenarios, podemos generar una evacuación más ágil, ordenada y con el menor daño colateral para nuestros trabajadores y clientes.
A continuación les describo las medidas adoptadas.

Apoyos y facilidades

  • Rampas, pasamanos y declives adecuados.
  • Pasillos amplios para transitar que incluyan guías táctiles.
  • Alertamientos especiales visuales y auditivos (luces intermitentes, alarmas).
  • Barreras corta fuego.
  • Iluminación de emergencia en pasillos con soporte de energía independiente en rutas de evacuación primaria
  • Señales para PLM; para todo tipo de limitación disfuncional (táctiles, visuales, auditivas y en braille).
  • Altura de picaportes, contactos, apagadores, botones de alarma adecuados a todas las necesidades.
  • Elaborar un registro de personas residentes y visitantes con diversidad funcional, el cual facilite su ubicación para efectos de incluirlos en los Programas Internos de Protección Civil.

Para el caso de las PLM que laboren, es necesario incluir una lista de medicamentos, especificando el motivo por el que toma cada uno de ellos, el nombre genérico del medicamento, la frecuencia y el nombre e información de contacto del médico.

Presencia de Grupos de Apoyo Especial (GAE) para PLM.

Los inmuebles de las Alitas cuentan en su Brigada Interna de Protección Civil; personas capacitadas, equipadas y coordinadas que aplican sus conocimientos para implementar medidas de protección civil. Sin embargo, se fomenta constituir Grupos de Apoyo Especial, que brinden ayuda a quienes lo necesiten en momento de una emergencia.

Conocer el Programa Interno de Protección Civil.

Toda PLM debe conocer el Programa Interno de Protección Civil del inmueble donde labore, a fin de que sepan cómo prevenir y actuar en caso de emergencia.

Tanto el brigadista como el GAE deberán enseñarle a la PLM que hacer en cada fenómeno perturbador.

Ubicar zonas de menor riesgo. Es importante que se conozcan las zonas de menor riesgo, que permitan a las PLM permanecer protegidas durante una emergencia. Mientras más limitaciones tengan, más importante será crear lugares seguros, especialmente si no pueden agacharse, cubrirse o desplazarse.

En un sismo, las personas con algún tipo de discapacidad deben resguardarse en sus zonas de menor riesgo, pasado el fenómeno deberán evacuar. Zona de menor riesgo: Lejos de vidrios que pudieran romperse y objetos que pudieran caer. Aislados de lugares donde se almacenen materiales peligrosos. Las columnas y muros de carga son zonas de menor riesgo. Se debe asegurar la mueblería pesada a las paredes, no poner objetos pesados y voluminosos en estantes, asegurar objetos de decoración.

Tener un equipo de emergencia. Contar con un equipo de emergencia adecuándose a las necesidades de las PLM: alimentos, agua, medicamentos, información médica, linterna con baterías, bastón, oxígeno, nebulizador, medidor de glucosa, artículos de higiene, radio con baterías, teléfono celular, cubre bocas, listado de personas para contactar, guantes gruesos, un silbato, lentes, encendedor, equipo de primeros auxilios.

En caso de utilizar equipos esenciales de supervivencia (oxígeno embotellado o soportes de vida), deberán ser asegurados y protegidos.

Antes de que exista alguna emergencia se debe analizar con ellos qué tipo de auxilio necesitarán.

Realizar simulacros.

En conjunto las PLM y los GAE deben realizar los procedimientos establecidos, practicar simulacros para todas las hipótesis (sismo, incendio, fuga de gas, etc.), y evaluar los resultados.

RECOMENDACIONES SEGÚN EL TIPO DE LIMITACIÓN:

La PLM deberá identificar las partes de su cuerpo con sensibilidad reducida o nula y anotarla en el registro que se proporcionará al GAE, para que puedan ser revisadas y determinar si existe alguna lesión, en caso de que no pudiera examinarse por sí mismo durante una emergencia.

Se debe disponer de un bastón largo extra, para desplazarse en caso de que los muebles hayan cambiado de posición ante la emergencia.

Marcar todos los materiales para casos de emergencia con cinta fluorescente.

Marcar de antemano las válvulas de cierre de gas, agua y electricidad con la misma cinta, letra de imprenta o en braille.

Al interior de Las Alitas se debe contar con un intérprete en Lengua de Señas Mexicana (LSM) y/o alguien que tenga conocimientos de esta.

Ante una emergencia, la forma en que se emite una señal de advertencia debe ser especial, con luces o mostrarle un letrero, se debe tener a la mano lápiz y papel para comunicarse por escrito.

La PLM debe tener siempre disponible un silbato para señalar su posición en la emergencia.

Una persona con discapacidad mental siempre o casi siempre se encontrará acompañada de un familiar o amigo, por lo que se deberá revisar si requieren apoyo.

Disponer previamente de un plan escrito que contenga los procedimientos a seguir en una emergencia y desastre, elaborado por ambas partes, con el propósito de conciliar las acciones correctas y adecuadas en el comportamiento ante una emergencia.

LIMITACIÓN FÍSICA AUDITIVA:

DURANTE LA EMERGENCIA Se debe ofrecer apoyo y esperar que lo acepten, no hay que precipitarse sin consultar primero.

LIMITACIÓN FÍSICA

Mantener las rampas y las puertas con accesos para sillas de ruedas o andaderas sin obstáculos. (Una persona con limitación física, es capaz de circular con o sin ayuda de personas a través de la ruta de evacuación, para llegar a una zona de menor riesgo).

  • Utilizar las señales para orientar a las PLM hacia las zonas de menor riesgo.
  • Si se auxilia a una PLM que camina despacio, con el apoyo de bastones o muletas, procurar ir al ritmo de ella y evita darle traslados de más.
  • No tomar las muletas, bastones, brazos de la silla de ruedas u otros implementos que utilice la persona sin previa autorización.
  • Procurar que las ayudas técnicas estén disponibles cerca de él o ella (silla de ruedas, prótesis, bastones, muletas).
  • Si la persona con limitación de movimiento usa muletas o bastón, tal vez pueda utilizar las escaleras.
  • Las personas en sillas de ruedas pueden necesitar apoyo para pasarse de una silla a otra (silla de emergencia), evita aplicar presión en las extremidades o en el pecho. Si es posible, sugerir a la persona que mantenga siempre una linterna en la silla de ruedas, así, en caso de suspensión de energía eléctrica se podrá contar con iluminación.

LIMITACIÓN VISUAL

  • Siempre se debe preguntar antes de ayudar, respeta el espacio personal e identifícate antes de tener un contacto físico. Decir nuestro nombre y función, explicarle en todo momento lo que sucede, es importante informarle anticipadamente las acciones a seguir.
  • Cuando hablemos con la PLM Visual, no se debe mirar hacia otros lados para que perciba claramente nuestra voz.
  • Si pide apoyo para acompañarlo, se debe permitir que te tomen del brazo o del hombro y caminar ligeramente adelante (preferentemente medio paso); esto permite a la PLM sentir cambios de dirección o de nivel (rampas, escaleras) en el desplazamiento.
  • Se debe estar dispuesto a ayudar para leer, o para acercarla a un lugar.
  • Asegurar que el trayecto a la ruta de evacuación o zona de menor riesgo esté libre de obstáculos.
  • Mantener las puertas o ventanas totalmente cerradas o totalmente abiertas.
  • Informar en qué lugar se ubican, se debe ser específico, usar referencias del tipo detrás de ti a tu derecha izquierda. Utilizar gestos o indicaciones hechas con la mano, serán percibidas únicamente por personas con debilidad visual.
  • No tocar el bastón o al perro guía de la persona, está trabajando, no necesita distracciones.

LIMITACIÓN AUDITIVA

Hablar de frente a la PLM Auditiva, vocalizar claramente.

Es conveniente que los miembros de los Grupos de Apoyo Especial, conozcan la Lengua de Señas Mexicana (LSM). Por lo menos para comunicar expresiones básicas como peligro, tranquilo, calmado.

Recordar con la PLM las señas requeridas para comunicarle los distintos tipos de emergencias. Puedes utilizar tarjetas con imágenes, o acordar el prender y apagar el interruptor de las luces como señal para llamar la atención.

Es conveniente utilizar un ritmo sereno.

Permitir que tus palabras sean leídas y entendidas por el sordo hablante.

Se debe usar frases cortas y sencillas, esto ayudará a una mejor lectura labial.

Los miembros de los GAE deberán portar siempre una libreta con mensajes visuales prediseñados que orienten las acciones para seguir durante la emergencia.

Las PLM deben familiarizarse de antemano con todas las vías de escape y con la ubicación de las puertas o salidas de emergencia de cada piso de la sucursal en la que trabaje, viva o se encuentre de visita

LIMITACIÓN INTELECTUAL

Usar lenguaje simple, claro y frases cortas al dar indicaciones.

Es importante primero garantizar la tranquilidad de la persona, debemos explicarle lo que tiene qué hacer de modo sereno.

Las personas con Discapacidad Intelectual pueden mostrar dificultad en reconocer y responder ante una emergencia, si no están debidamente informadas. Tal vez tengan dificultad en responder a instrucciones que involucren más de un número de acciones y pueden confundirse.

Recurrir en caso de ser necesario, al apoyo de imágenes para explicar los pasos a seguir.

Las PLM a través de los GAE deberán incluir materiales de comunicación en su mochila que cualquier persona sepa usar, si la PLM carece de lenguaje convencional, incluir fotos, láminas o frases cortas. Acompañarles durante la emergencia tanto como sea posible, dado que su sentido de orientación puede ser limitado.

Tanto las sucursales como los albergues temporales deben contar con información para todo tipo de discapacidad, a través de imágenes gráficas y señales impresas

LIMITACIÓN MENTAL

En este tipo de discapacidad, la persona puede tener una interpretación y respuesta inadecuada ante la emergencia, por ejemplo, si una persona sufre delirio de persecución o paranoia, su respuesta podría ser de agitación, inquietud, alboroto, cólera o huida.

Siempre se debe preguntar antes de ayudar, respetar su espacio personal. No tocar a la persona, nunca hablar en tono alto, mantener un timbre de voz tranquilo.
El estrés puede afectar la capacidad de desempeño de la persona.

Se debe ser paciente, una persona con discapacidad mental (psicosocial) puede realizar comentarios inapropiados y no comprender códigos sociales, ni darse cuenta de que ha ofendido a alguien.

Explicar lo que está pasando y lo que van a hacer. Asegurarse que si toma medicamentos los lleve
con él o ella. Si la PLM se encuentra agitada o descompensada, podría requerir medicamentos y cuidados especiales, por lo que debe trasladarse de inmediato a un centro de salud.

Lic. Jaime Cruz Gonzalez
Representante Provincial en el estado de Nuevo León

Corporación Euro Americana de Seguridad México, 2013 © Todos los Derechos Reservados