Inicio
»
Proyectos
»
Proyecto

GUARDIANES DE LA HISTORIA

Deprecated: Function split() is deprecated in /home/ceasmexi/public_html/beta/inc/clases/Utilerias.php on line 287

Las perspectivas de estabilidad y progreso de una sociedad están determinadas en gran medida por la solidez de su tejido social para fomentar y sustentar el desarrollo y preservación de un sentido de identidad, integración, pertenencia y arraigo de sus integrantes hacia su contexto comunitario; solidez que a su vez está cimentada en un marco de valores aceptados, compartidos y respetados por los integrantes de dicho contexto. En tal virtud se podría considerar que los esfuerzos orientados a la construcción y fortalecimiento de dicho marco de valores, deberían detentar un interés prioritario para cualquier sociedad ya que le dotaría de un recurso para resistir e incluso evitar el surgimiento de amenazas contra su existencia y funcionamiento.

El programa Guardianes de la Historia se proyecta como una experiencia formativa dirigida a preadolescentes, a fin de inculcarles la base de una cultura de valores durante su proceso de transformación cognitiva, en particular en lo que se refiere a su capacidad para evaluar mayores méritos y debilidades y aceptar la disciplina con exigencia de derechos y preocupación por la justicia, dado que en esta etapa empiezan a desarrollar un sentido de mirar hacia el futuro y apreciar los efectos de sus acciones, así como a ver las relaciones humanas de manera diferente ya que captan el lado imperfecto y humano de las figuras de autoridad, y están más expuestos a la influencia de la cultura popular: internet, programas de televisión, películas, moda, tecnología y música. Todo ello con el propósito de convertirlos en elementos sociales no solo sustantivos, sino proactivos para que contribuyan a la construcción y preservación de un tejido social que sea capaz de prevalecer sobre las amenazas que puedan surgir contra la existencia y/o cotidianeidad comunitaria, en lo que podría constituir un virtual blindaje del futuro.

El proceso de este programa consiste en la integración de los jóvenes participantes a un contexto en el que compartan responsabilidades con una figura de autoridad, que en este caso se refiere a coadyuvar en la vigilancia del patrimonio cultural que se encuentra en algunos recintos institucionales, fundamentalmente Museos y Sitios Históricos, así como en la orientación a los visitantes acerca de las disposiciones, y sus razones, de las medidas de seguridad, tanto para las piezas en exhibición como para las personas. El perfil de valores que se pretende inculcar con este proceso comprende, de manera enunciativa más no limitativa:

  • Apreciar y proteger el valor del patrimonio cultural, por su naturaleza de herencia histórica representativa de la continuidad social a través del tiempo.
  • Asumir y cumplir compromisos con un sentido de responsabilidad y solidaridad social, por sus repercusiones en términos de arraigo, integración y pertenencia comunitaria.
  • Comprender, colaborar y apoyar el cumplimiento de las disposiciones de autoridad, por su sentido cohesivo y de orden para la preservación del contexto social.
  • Entender y aprender a tolerar la diversidad de actitudes y caracteres individuales, en ocasiones adversos, en aras de una convivencia armónica en la realidad de un contexto comunitario.

La perspectiva adoptada para este programa es que un joven al que se le inculquen estos y otros valores hoy, será un adulto que mañana no solo será un problema menos con el cual lidiar, y con ellos al menos una parte de su núcleo familiar y social por un efecto de polución positiva, sino que será un coadyuvante para enfrentar e incluso resolver problemas, Con esta visión, el lema adoptado para el programa es En el Presente, el Futuro de México cuida de su Pasado.

Entre Mayo de 2010 y Febrero de 2011, como resultado de una iniciativa conjunta entre CEAS México y la Subdirección de Seguridad del Museo Nacional de Antropología, se integraron tres grupos de jóvenes bajo este esquema de programa. En estos grupos, que podrían considerarse como de Precursores, participaron alrededor de 30 jóvenes, reclutados a través de diversos programas del Área de Servicios Educativos de dicho Museo, con una respuesta muy alentadora de los participantes, algunos de los cuales repitieron su participación en dos de los grupos. Se estima que este resultado exitoso se debió, en gran medida, a que los jóvenes participantes ya tenían un interés particular en la temática del patrimonio cultural, derivado de su participación en otros programas del propio Museo. Sin embargo por diversas circunstancias no fue posible darle continuidad a este proceso.

Con la alentadora experiencia anterior, en Febrero de 2015 CEAS México presentó una propuesta a la Presidencia de la República para relanzar este programa con un enfoque más abierto. Propuesta que tuvo una respuesta favorable mediante el oficio 20150216CHCDYU de fecha 17 de Febrero de 2015, de la Dirección General de Atención Ciudadana, y confirmada por el oficio 401.B(1)138.2015/239 de fecha 13 de Marzo de 2015, de la Secretaría Técnica del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), dando su aprobación para la implementación de un proceso de prueba con carácter de Grupo Piloto en el Museo Nacional de Historia en el Castillo de Chapultepec.

Con un grupo de 35 participantes, se iniciaron las sesiones de capacitación con la temática de Conceptos de Patrimonio Histórico los días 16 y 23 de Mayo, a cargo de la Hist. Melissa Lara Flores, Jefa de Servicios Educativos del Museo Nacional de Historia.

Como segunda parte, se llevó a cabo la sesión de capacitación con la temática de Conservación de Patrimonio Histórico el 30 de Mayo, con el apoyo de las maestras Verónica Kuhliger Martínez y Laura García Vedrenne del Área de conservación del Museo Nacional de Historia.

Como tercera parte se realizó una capacitación a cargo de la Subdirección de Seguridad y CEAS México con la temática de Conceptos de protección de personas y patrimonio histórico el 6 de junio, y se concluyó el 13 de junio, complementada con un recorrido de familiarización con las salas de exhibición.

Los días 20 y 27 de junio, y 4 y 11 de julio, se llevaron a cabo sesiones de prácticas dirigidas de vigilancia por los participantes, supervisados por el Subdirector de Seguridad y CEAS México. Adicionalmente, el 11 de julio se impartió a los padres de los participantes el programa Aliados Vecinales contra la Inseguridad (AVISA).

Los días 18 y 25 de julio, y 1 y 8 de agosto, se llevaron a cabo las sesiones de vigilancia por los participantes, en condiciones de casi total autonomía, con una supervisión de vista por parte personal de la Subdirección de Seguridad y CEAS México.

Como actividad complementaria, con un propósito de integración familiar y de aportación social, los días 25 de julio y 8 de agosto se impartió un programa de capacitación en Primeros Auxilios a los acompañantes de los participantes.

El sábado 12 de Septiembre los jóvenes realizaron un ensayo del simulacro programado para el 19 de Septiembre, como conclusión de las actividades del programa.

El sábado 19 de Septiembre los jóvenes participaron en el Simulacro Nacional en el Museo Nacional de Historia.

Al concluir el Simulacro, se llevó a cabo la entrega de reconocimientos a los jóvenes participantes en el programa.

En el curso de las sesiones de capacitación se desarrolló en los participantes un sentido de comprensión del significado y valor del patrimonio cultural, así como de las razones de las medidas de seguridad adoptadas para su protección. Esto se apreció por sus intervenciones durante las sesiones de este proceso, así como sus interacciones con los visitantes al Museo durante las sesiones de familiarización y vigilancia, que incluso se extendió al contexto de su cotidianeidad, según lo manifestaron los padres de familia.

Adicionalmente, durante las sesiones de familiarización y vigilancia, se desarrollaron habilidades de relación con todo tipo de caracteres y actitudes individuales, así como un sentido de tolerancia y aplicación frente a reacciones adversas de ellos ante las disposiciones de autoridad. En algunos casos, los participantes lograron interlocución con visitantes en otros idiomas. El desarrollo de esta habilidad fué apreciado con satisfacción por los padres de familia, en su contexto de cotidianeidad.

Finalmente, a lo largo de todos los procesos se desarrolló un sentido de compromiso y responsabilidad de parte de los participantes, a pesar de los inconvenientes que les surgieron, como planes vacacionales proyectados previamente a su participación en el programa, y en particular en los casos de enfermedad.

Asimismo, se detectó un recibimiento muy favorable de parte de los visitantes hacia el programa, con énfasis especial en los de origen foráneo, particularmente de extranjeros, quienes les dejaron testimonios de dichos reconocimientos por escrito, que estimularon positivamente a los participantes, y contribuyeron a fortalecer significativamente su desempeño. Algunos de los visitantes incluso solicitaron información para integrar a sus hijos al programa en el futuro.

Los testimonios recabados de los participantes, a través de cuestionarios y por comentarios directos, tanto de los propios participantes como de sus acompañantes, han sido predominantemente, casi unánime, de satisfacción con el desarrollo del programa, y han manifestado su interés en darle alguna forma de continuidad para aprovechar la experiencia adquirida, así como los beneficios formativos que ellos mismos han apreciado en los participantes.

De las expresiones y testimonios recabados, tanto de manera verbal como por escrito a través de las evaluaciones, se estima que no sólo se lograron cumplir con los objetivos proyectados para los participantes en el programa, sino que se extendieron a sus acompañantes, con lo que se puede considerar que se inició el efecto de polución positiva, al menos en el contexto de su núcleo familiar, y que en un par de casos también se extendió s su núcleo social de amistades.

Por ello se proyecta la conveniencia de establecer este programa de manera permanente a todos los Museos del Instituto Nacional de Antropología e Historia como un vector de difusión de la cultura y de promoción de valores que contribuyan a fortalecer las bases del tejido social, con repercusiones en las perspectivas de gobernabilidad hacia el futuro. Sembrar en la infancia y juventud de hoy, para cosechar en los adultos de mañana y así contribuir a la construcción del México que queremos.

MUSEO NACIONAL DE HISTORIA DEL CASTILLO DE CHAPULTEPEC

Eventos relacionados con este Proyecto

Corporación Euro Americana de Seguridad México, 2013 © Todos los Derechos Reservados